El desconocido lugar de Barcelona donde se encuentra la primera obra de Gaudí

La ciudad de Barcelona es reconocida por ser el hogar de numerosas obras arquitectónicas emblemáticas, entre ellas las creaciones del renombrado Antoni Gaudí. Sin embargo, una reciente revelación ha sorprendido a propios y extraños, al descubrirse el desconocido lugar donde se encuentra la primera obra del genial arquitecto catalán. Se trata de un hallazgo que ha revolucionado el mundo de la arquitectura y el turismo en la ciudad condal, generando un gran interés entre los amantes del arte y la historia. Esta joya oculta, hasta ahora relegada al olvido, promete convertirse en un nuevo punto de referencia para los visitantes ávidos de descubrir los secretos y la genialidad de Gaudí.

Index

Las sorprendentes farolas de Gaudí en la Plaza Real de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más visitadas de España todos los años tanto por turistas nacionales como internacionales. No es casualidad que muchas personas decidan visitar la Ciudad Condal, ya que cuenta con un increíble patrimonio artístico, una rica gastronomía, paradisiacas playas, preciosos entornos naturales e infinitas posibilidades de ocio para disfrutar del tiempo libre.

Aunque esto es sabido por casi todos, la capital de Cataluña sigue guardando secretos ocultos en sus calles y plazas, que hacen que muchos residentes se sorprendan de la historia de los lugares por los que pasan a diario.

El Parque Güell: siete secretos escondidos en este emblemático parque de Barcelona

El Parque Güell: siete secretos escondidos en este emblemático parque de Barcelona

La obra de Gaudí que se esconde en una plaza de Barcelona

A pesar de que Gaudí es conocido por ser el creador de emblemáticas obras como la Sagrada Familia, La Pedrera, la Casa Batlló o el Palau Güell, Barcelona y otras ciudades del país cuentan con algunas obras del artista que no son tan conocidas. Una de ellas está en uno de los lugares más céntricos y conocidos de toda Barcelona: la Plaza Real.

Se trata de dos de las farolas que iluminan esta conocida plaza, que fueron el primer encargo que el Ayuntamiento de Barcelona le hizo al arquitecto modernista, quien las llevó a cabo en el año 1879. A pesar de que Gaudí, en un principio, proyectó un modelo de farola de tres brazos y otro de seis, al final solo se instauraron dos ejemplares de seis brazos.

Estas obras, consideradas Bien Cultural de Interés Local, son farolas de luz de gas hechas de hierro y con una base de mármol. Además, cuentan con detalles de bronce dispuestos en sus brazos. Las lámparas que hay ahora no son las que tenía en un principio, ya que las de cristal fueron sustituidas por unas semiesferas de plancha metálica. En definitiva, unos ejemplares del arte ecléctico que se esconden en Barcelona.

José Manuel Cruz

Soy José Manuel, redactor de la página web El Informacional, un periódico independiente de actualidad nacional en Español. Mi pasión es informar a nuestros lectores de manera precisa y objetiva sobre los acontecimientos más relevantes de nuestro país. Con más de 10 años de experiencia en el periodismo, me esfuerzo por brindar un enfoque imparcial en cada artículo que escribo. Mi compromiso es mantener la calidad y la veracidad de la información que compartimos, para que nuestros lectores estén bien informados en todo momento. ¡Gracias por seguirnos en El Informacional!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir