El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña reduce a 2 años y 10 meses la pena del vecino de Calonge que prendió fuego a su vivienda con sus padres en

Index

El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña reduce a 2 años y 10 meses la pena del vecino de Calonge que prendió fuego a su vivienda con sus padres en el interior

En un veredicto histórico, el Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña ha decidido reducir la pena del vecino de Calonge que prendió fuego a su propia vivienda con sus padres en el interior. La sentencia original condenaba al hombre a una pena de prisión de 5 años, pero ahora ha sido rebajada a 2 años y 10 meses. Este caso ha conmocionado a la opinión pública y ha generado un gran debate sobre la justicia y la responsabilidad penal en casos de delitos graves. A continuación, se analizarán los detalles del caso y las implicaciones de esta sentencia.

El TSJC rebaja la pena a 2 años y 10 meses para el vecino de Calonge que prendió fuego en su vivienda con sus padres dentro

El TSJC rebaja la pena a 2 años y 10 meses para el vecino de Calonge que prendió fuego en su vivienda con sus padres dentro

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rebajado sustancialmente la pena al vecino de Sant Antoni de Calonge (Baix Empordà) que prendió fuego a su casa con los padres dentro. La Audiencia de Girona lo había condenado a 7 años y medio de prisión, pero el TSJC ha estimado parcialmente el recurso de la defensa y le ha rebajado la pena hasta los 2 años y 10 meses de prisión.

El caso se remonta al 15 de mayo del 2022, cuando el acusado vivía en el primer piso de una vivienda de Sant Antoni de Calonge, y sus padres -que entonces tenían 80 y 82 años- se estaban en la planta de arriba. Aquel mediodía, el acusado se discutió con su padre y lo acabó agrediendo. Y horas después, cuando el hombre había vuelto a casa en compañía de los Mossos d'Esquadra -a quienes pidió que lo acompañaran después de denunciar el hijo- el procesado prendió fuego en el piso donde vivía.

Cuando la policía llamó a su puerta, hacia las nueve de la noche, los agentes vieron como salía humo de debajo y había fuego adentro la vivienda. Después de que la patrulla alertara los Bomberos y avisara otros policías para que desalojaran los padres, el acusado abrió la puerta con intención de irse. Los mossos lo detuvieron allá mismo.

La Audiencia de Girona lo condenó a una pena de 7 años, seis meses y un día de prisión por un delito de incendio con riesgo para la vida con la agravante de parentesco. La condena, incluso, era medio año superior a aquella que había solicitado el ministerio fiscal.

La defensa presentó recurso ante el TSJC, que ha estimado parcialmente el recurso y ha rebajado sustancialmente la pena para el acusado. Porque de aquella que le había impuesto la Audiencia de Girona, ahora se ha pasado a los 2 años y 10 meses.

Según la sentencia del TSJC, el acusado no actuó concienzudamente para poner en peligro la vida de sus padres. A pesar de que el incendio fue provocado, en ningún caso se puede concluir que el acusado lo iniciara con el objetivo de poner en riesgo la vida de quienes entonces eran dentro del edificio (los padres y los Mossos d'Esquadra).

La sentencia del TSJC recoge que, cuando los policías se dieron cuenta de las llamas y evacuaron el matrimonio, el padre salió de la vivienda por su propio pie. Y que la madre sí que lo hizo acompañada por los mozos, pero no por el incendio, sino porque sufrió un ataque de ansiedad y era una persona de edad avanzada. Y ella también bajó por la escala, cosa que evidencia que no había humo, subraya el TSJC.

El alto tribunal, en este punto, subraya que tanto el fuego como el humo, que son los factores dañosos y tóxicos, en ningún caso lograron zonas que pudieran perjudicar las personas que eran adentro el edificio. Por eso, la sentencia del TSJC concluye que el simple hecho que hubiera llamas, no equivale a un delito de incendio con peligro para la vida.

Por el contrario, el TSJC sí que desestima parte del recurso de la defensa. En concreto, aquella que pedía que se le estimara una eximente incumplida o bien una atenuante de alteración mental. Y aquí, el TSJC confirma aquello que ya dictó la Audiencia de Girona, y concluye que, si bien el acusado sufre un trastorno de personalidad de carácter antisocial, en ningún caso esto aquel día le afectó las capacidades mentales.

La sentencia del TSJC no es firme y se puede interponer recurso ante el Tribunal Supremo. El condenado, que estaba ingresado en prisión, ya ha salido este mismo miércoles (porque ya ha cumplido la pena).

Antonio Santana

Soy Antonio, redactor de la página web El Informacional, un periódico independiente de actualidad nacional en Español. Mi pasión por la escritura y el periodismo me lleva a investigar y redactar noticias de forma objetiva y veraz, para mantener a nuestros lectores informados de manera imparcial. Con mi compromiso con la verdad y la ética periodística, me esfuerzo por ofrecer contenidos de calidad que reflejen la realidad de nuestra sociedad. Estoy orgulloso de formar parte de este equipo editorial que busca informar, educar y generar debate en la opinión pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir