Israel construye el hospital de emergencias subterráneo más grande del mundo en apenas 8 horas, una infraestructura revolucionaria para atender a mile

Index

Israel construye el hospital de emergencias subterráneo más grande del mundo en apenas 8 horas, una infraestructura revolucionaria para atender a miles de pacientes en momentos críticos

En un logro sin precedentes, Israel ha alcanzado un hito en la construcción de infraestructuras de emergencia, erigiendo el hospital de emergencias subterráneo más grande del mundo en un récord de tan solo 8 horas. Esta infraestructura revolucionaria tiene como objetivo brindar atención médica de alta calidad a miles de pacientes en momentos críticos, en situaciones de emergencia o conflictos. Esta hazaña tecnológica y logística tiene el potencial de salvar miles de vidas y sentar un nuevo estándar en la atención médica en situaciones de emergencia.

Israel construye hospital subterráneo para atender a miles de pacientes en momentos críticos

En un momento en que la guerra entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza parece no tener fin, el país ha tomado medidas para prepararse para lo peor. En el norte de Israel, en la ciudad de Haifa, se encuentra el centro médico Rambam, el hospital subterráneo más grande del mundo.

Con más de 2.000 camas en 60.000 metros cuadrados, este hospital subterráneo es capaz de atender a miles de pacientes en caso de emergencia. La construcción de este hospital es una respuesta a la creciente tensión en la región, ya que el riesgo de una guerra abierta con la milicia chií libanesa Hizbulá es real.

De garaje a hospital en 8 horas

De garaje a hospital en 8 horas

El hospital Rambam es capaz de convertirse en un hospital subterráneo y fortificado en solo ocho horas, siguiendo un protocolo de emergencia para múltiples escenarios, incluyendo ataques con misiles y cohetes, guerra química o biológica.

Los ingenieros y arquitectos diseñaron un espacio en el sótano donde tres plantas de aparcamiento pudieran convertirse fácilmente en un centro de tratamiento. En días normales es un aparcamiento y en caso de emergencia se convierte en el mayor hospital subterráneo del mundo, asegura Michael Halberthal, director general del hospital Rambam.

Un plan de contingencia para emergencias

La dirección del Rambam tiene un plan de contingencia que permite pasar todos sus servicios al subsuelo en un plazo de 72 horas. El plan incluye sacar los vehículos del aparcamiento, limpiar y desinfectar, bajar las camas y los equipos médicos, habilitar quirófanos, instalar duchas y retretes, y poner a funcionar los servicios de ventilación y purificación de aire.

En caso de emergencia, solo será necesario trasladar a los pacientes y comenzar a recibir heridos en el subsuelo. Las plantas menos 2 y menos 3 albergarán a los pacientes, incluyendo un espacio para pacientes de cuidados intensivos y quirófanos; mientras que la menos uno será donde lleguen las ambulancias y se evalúen las urgencias.

Inaugurado en 2014 y aún en obras

El hospital Rambam fue inaugurado en 2014 y desde entonces ha recibido a miles de turistas y profesionales médicos de todo el mundo. A pesar de que las obras aún no están terminadas, el hospital ya es capaz de atender a miles de pacientes en caso de emergencia.

Las obras prosiguen en el sótano 2, donde se instalarán 700 camas. En caso de ataque químico, el sótano 1 podría convertirse en una sala de descontaminación y una zona de triaje. En el subsuelo están previstos cuatro quirófanos, además de los 14 existentes en los niveles superiores, donde se ha fortificado la construcción en caso de bombardeos.

Autosuficientes hasta cuatro días

El hospital subterráneo de Rambam tendrá cabida para un total de 8.000 enfermos y heridos, ya que no todos necesitan camas, lo que lo convierte en alternativa no solo para sus pacientes, sino para acoger a los dos otros hospitales de la zona.

En caso de emergencia, pueden ser autosuficientes hasta cuatro días, sin recibir ninguna ayuda del exterior. Contamos con suministro suficiente de electricidad, agua, comida, medicinas, ventilación y purificación del aire., detalla Halberthal.

El hospital subterráneo de Rambam es un ejemplo de la preparación de Israel para enfrentar un posible conflicto con Hizbulá. Aunque la construcción de este hospital es una medida necesaria en momentos de crisis, es filosóficamente muy difícil de entender, ya que los hospitales deberían ser santuarios, comenta a AFP el anestesista Philippe Abecassis.

Javier Martín

Mi nombre es Javier, soy redactor jefe con una amplia experiencia en el mundo del periodismo. Actualmente trabajo en El Informacional, un periódico independiente de actualidad nacional en Español. Me apasiona investigar y redactar noticias relevantes que mantengan informada a nuestra audiencia. En nuestro medio, nos esforzamos por ofrecer información veraz y objetiva sobre los acontecimientos más importantes del país. Mi objetivo es contribuir a la formación de una opinión pública informada y crítica. ¡Gracias por seguirnos en nuestro sitio web!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir