Miquel Roca afirma que España dio un lección impresionante a los países del mundo con su Constitución

Index

Miquel Roca afirma que España dio un lección impresionante a los países del mundo con su Constitución

En un histórico pronunciamiento, el político español Miquel Roca ha destacado la importancia de la Constitución española como modelo a seguir para los países del mundo. Según Roca, la Carta Magna española ha demostrado ser un ejemplo a seguir en materia de democracia y estabilidad política, al haber logrado conciliar las diferencias políticas y sociales de un país con una compleja historia. De esta manera, Roca considera que España ha dado una lección impresionante a los países del mundo, demostrando que es posible construir un sistema político sólido y justo, capaz de garantizar la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos.

Miquel Roca destaca la lección impresionante de España en la elaboración de su Constitución

El prestigioso abogado Miquel Roca Junyent ha ofrecido la conferencia central de la 74 edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz, en la que reflexionó sobre la Constitución española y su legado en el mundo.

La elaboración de la Carta Magna tras la dictadura fue una «enorme responsabilidad y satisfacción de construir entre todos la manera de enfocar nuestra vida colectiva», superando las diferencias del pasado. No se trataba de olvidar ni borrar lo anterior, «pero tampoco construir desde la nostalgia, sino construir un futuro en el que todos pudiésemos sentirnos cómodos».

Una lección impresionante para el mundo

Una lección impresionante para el mundo

En 1997, expone Roca, la sociedad en su conjunto, «no unos pocos», decidió dar un paso decisivo para instaurar las bases de una convivencia en las que evidentemente hay discrepancias pero superables siempre que haya voluntad. Con ello dieron «una lección impresionante» a otros estados: «Ningún otro país ha sido capaz de hacer la transformación democrática que hizo España, ninguno del mundo».

La Transición implicó la participación y el sacrificio de todos: «Hubo largas renuncias. Pero es que no hay paz ni convivencia ni libertad sin renuncias». «Lo hicimos muy bien, perdonen. Si no, no estaría aquí», ha dicho en tono cómplice con el público.

La Constitución, una norma fundamental estable

La Constitución puede presumir de estabilidad y longevidad: «Llevamos 46 años con la misma norma constitucional. No sé ha conocido algo así». Recibió el apoyo del 87% de quienes votaron en el referéndum: «El ciudadano de a pie no conocía muy bien el contenido de la Constitución, pero les pareció bien», ha puesto.

Roca ha invitado a los más jóvenes a sentirse partícipes de ella porque se trata de un éxito colectivo, rechazando las críticas de aquellos que no tuvieron opción de votarla por ser de generaciones posteriores: «Tampoco eliges a tus padres y los respetas», ha dicho, afirmando que habrá posiblemente otros argumentos más sólidos para establecer el debate.

Valores fundamentales de la Constitución

La Constitución descansa en cuatro valores que la inspiran y que siguen muy vigentes pese a que su redacción se encamina ya hacia el medio siglo de vida. Esas cuatro cuestiones, que ha ido desgranando, son la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Empezando por la última, ha destacado que España es una sociedad plural y que agrupa a colectivos ideológicos distintos: «Nos reconocemos plurales y distintos y sólo falta que además aprendamos a respetarnos». Es una condición indispensable para asegurar la convivencia, por lo que ha utilizado el símil de una comunidad de vecinos: «Todo el mundo tiene alguien en el quinto que es insoportable», ha dicho ante un sonriente respetable.

Solventar los posibles desencuentros exige «diálogo y pacto». Dicha pluralidad no es negociable, se impone para obtener un éxito de cualquier sociedad democrática, que es el afloramiento de colectivos que se asocian por diferentes cuestiones: «Sin libertad eso no aparecía, quedaba enterrado».

En cuanto a la libertad, un término muy actual, Roca expresa que es un término tan simbólico y bello como carente de contenido, pues cree que cada cual la vive de una manera pero realmente la definición de este concepto la marca la ausencia de la misma: «Se sabe lo que es cuando no tienes libertad». «La historia nos había dejado como herencia la falta de libertad», incide al tiempo que dice que la libertad da cobijo a todo aquello que uno pueda aportar a la sociedad desde la expresión personal, siempre con el acotamiento que marca la ley: «Todo derecho tiene sus límites».

La Justicia es reconocida como un poder independiente por primera vez en esta norma: «La sociedad democrática no la es nunca sin el poder judicial, que implica el respeto a las normas y resolver conflictos. Si no, entra en crisis». «¿Valía la pena escribir una Constitución para eso? Pues sí, porque en España no sólo se nos olvidaba eso sino que no estaba presente», ha reflexionado.

El debate actual entorno al poder judicial existe, explica, porque la norma le da sentido y aporta un punto que sirve de referencia. La Justicia tiene un importante valor dentro de los individuos que componen una sociedad por el sentimiento de amparo que genera: «Se consigue la percepción de que tengo derechos porque puedo reclamar justicia para que se reconozcan».

Javier Martín

Mi nombre es Javier, soy redactor jefe con una amplia experiencia en el mundo del periodismo. Actualmente trabajo en El Informacional, un periódico independiente de actualidad nacional en Español. Me apasiona investigar y redactar noticias relevantes que mantengan informada a nuestra audiencia. En nuestro medio, nos esforzamos por ofrecer información veraz y objetiva sobre los acontecimientos más importantes del país. Mi objetivo es contribuir a la formación de una opinión pública informada y crítica. ¡Gracias por seguirnos en nuestro sitio web!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir