Aina Bauzá logra un nuevo récord transatlántico en vela

La navegante Aina Bauzá ha hecho historia al alcanzar un nuevo récord transatlántico en vela, convirtiéndose en un referente para el mundo de la navegación. Su hazaña ha capturado la atención de la comunidad náutica internacional, demostrando una vez más su destreza y determinación en alta mar. Con valentía y habilidad, Bauzá ha desafiado los límites del océano, marcando un hito en su carrera profesional. Este logro sin precedentes resalta su dedicación y pasión por el deporte, inspirando a navegantes de todo el mundo a perseguir sus sueños más audaces. Sin duda, esta gesta quedará grabada en la memoria de todos los amantes de la vela y servirá como motivación para futuras generaciones de deportistas.

Aina Bauzá establece nuevo récord transatlántico en vela ¡Una hazaña histórica!

Aina Bauzá establece nuevo récord transatlántico en vela ¡Una hazaña histórica!

Aina Bauzá, la navegante valiente que desafió el Atlántico en solitario.

Con una travesía de 30 días, Aina Bauzá, la regatista del Club de Vela Puerto de Andratx, ha marcado un hito al establecer el nuevo récord transatlántico de navegación en solitario en un monocasco, partiendo desde Cádiz hacia las Bahamas el pasado 3 de marzo.

El World Sailing Speed Record Council (WSSRC), organismo encargado de los Récords Mundiales de Vela, certificará este logro, convirtiendo a Aina en la primera persona en completar esta travesía entre Cádiz y San Salvador en solitario en un monocasco, la primera mujer en hacerlo y la primera navegante en una embarcación de 21 pies, es decir, de 6.5 metros, con tan sólo 29 años de edad.

Inicialmente, el objetivo era cubrir las casi 4.000 millas náuticas que separan Cádiz de San Salvador en menos de 21 días, sin embargo, las condiciones meteorológicas adversas retrasaron su llegada. «La meteorología no ha permitido coger la ruta más corta, he tenido que bajar muy al sur para mantenerme en la zona de vientos favorables y hacer muchas más millas de las previstas», explicó Aina.

Finalmente, recorrió aproximadamente unas 4.800 millas en 31 días, con velocidades punta que han alcanzado los 18 kn.

Aina Bauzá se ha enfrentado a una meteorología impredecible a lo largo de toda la travesía. Durante la primera fase del viaje, se topó con tres frentes fríos. Aunque la llegada a las islas Canarias fue positiva, experimentó algunas horas de baja velocidad debido al desvente en las islas.

Más tarde, al adentrarse en el Océano Atlántico, tuvo que descender más hacia el sur debido a la proximidad del anticiclón de las Azores. En la travesía por el Atlántico central se encontró con alisios que se intensificaron gradualmente, con días de vientos superiores a los 25 nudos y olas de hasta cuatro metros.

Finalmente, al aproximarse al Caribe, una sucesión de hasta cuatro frentes fríos bastante activos le causaron un viento más variable y, sobre todo, lluvias con intensidades considerablemente elevadas.

Más allá del desafío mundial, esta travesía representó un desafío personal para Aina Bauzá. «Era la primera vez que estaba tantos días sola a bordo y el primer cruce del Atlántico». Durante más de 16 días, no avistó ningún rastro de vida humana, siendo sólo en aguas caribeñas, cerca de la llegada, cuando se cruzó con el primer carguero.

También se sorprendió al encontrar una gran cantidad de basura en el océano: «Encontré un fluorescente de cocina o envases, tuberías. Me daba mucha lástima porque me era imposible recogerlo a la velocidad que navegaba».

Fue una historia contada en directo en las redes sociales y ahora planea compartir esta experiencia en un corto documental que se producirá en los próximos meses, narrando cómo fue vivir a bordo de una embarcación de 6,5 metros durante un mes sin las comodidades habituales: sin cama ni cocina ni un baño.

La navegante prepara ahora la vuelta a Europa, el Redó by Ànima Negra vuelve a Mallorca a bordo de la flota de Peters & May, colaborador de esta aventura.

A pesar del éxito, Aina está ansiosa por nuevos retos y proyectos, aunque ahora le gustaría compartir la experiencia de navegar con más gente y aprender de otros navegantes. «He navegado sola, pero esto no hubiera sido posible sin todo el apoyo recibido», asegura.

Este proyecto ha contado con el respaldo de numerosos patrocinadores y socios, entre ellos, destaca Ànima Negra que ha sido el principal respaldo de Aina Bauzá del inicio de su carrera oceánica y otras empresas mallorquinas como Astilleros de Mallorca, cuyo apoyo fue fundamental para preparar el barco para este desafío.

Además, B&G ha patrocinado la electrónica a bordo, Omniaccess ha facilitado la conexión satelital, PL Sails ha contribuido con el diseño de velas específicamente para el Redó, y Robline se encargó de la cabuyería, entre otros colaboradores cuyos detalles pueden encontrarse en el sitio web del proyecto.

Javier Martín

Mi nombre es Javier, soy redactor jefe con una amplia experiencia en el mundo del periodismo. Actualmente trabajo en El Informacional, un periódico independiente de actualidad nacional en Español. Me apasiona investigar y redactar noticias relevantes que mantengan informada a nuestra audiencia. En nuestro medio, nos esforzamos por ofrecer información veraz y objetiva sobre los acontecimientos más importantes del país. Mi objetivo es contribuir a la formación de una opinión pública informada y crítica. ¡Gracias por seguirnos en nuestro sitio web!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información